4. PROTOTIPO

“Fracasa rápido, fracasa pronto... pero sobre todo fracasa barato”. Anónimo


Ahora que has recorrido un gran camino, estarás planteándote el lanzamiento de tu producto, sin embargo, ¡no tengas prisa! De todo lo trabajado anteriormente, ahora vamos a simplificar de nuevo. Queremos identificar los rasgos esenciales o puntos clave para:

  

  • diseñar la versión más simplificada de tu producto o servicio por el que un cliente pague, pero cuya funcionalidad sea mínima, tan simple como sea posible.

  • desarrollar una experiencia piloto del proceso de venta.

Es lo que se define como desarrollo del “producto mínimo viableÉste se corresponde con tu producto o servicio preliminar más barato que permite capturar la información que necesitas. Buscamos: una versión simplificada de tu producto o servicio con la intención de minimizar los riesgos de ventas y que te permita seguir probando. ¿El objetivo? Conocer qué características valora más el cliente para ajustar tu producto a la mejor venta posible.

Ensayarás con tu modelo de negocio, probándolo y evaluándolo mediante una simulación a escala reducida. Esto te permite contrastarlo sobre el terreno con los potenciales clientes y agentes involucrados, minimizando los riesgos de ventas. De esta manera lograrás llegar a determinadas conclusiones y conocer las cualidades mejor valoradas para tu futuro producto final, lo que te permitirá optimizarlo y desarrollarlo o rediseñar cualquier paso de esta fase o de cualquiera de las anteriores.


Leer más

Documentos




Mensajes